….”ese hombre es puro veneno, llévate mi concejo y aléjate de él. Ese hombre no es para nadie y menos para vos..” Me habló con la verdad y no
lo pude escuchar, ya estaba perdida, ese no era mi destino, pero en ese momento fatal el alacrán del diablo me punzó el alma y acabó con toda mi esperanza
dejándome convertida en lo que soy, un alma en pena que se desfleca de a poquito.
No existe antídoto para ese veneno que ha dejado su cuerpo en el mío.
….”eso no es amor, es una pasión insana…”escuche a lo lejos que decías, y sumergida en mis imágenes obscenas, descubría tu cuerpo ,que me estaba destinado, esta y ninguna otra es la piel,
estos y ningún otro los olores, y a esto y no a nada saben la piel y los jugos de su cuerpo. Quien puede retornar después de eso?
…”te parece que lo de ustedes es una relación viable?..” No lo es. entonces? tengo alternativa?
Lo había amado con un amor súbito, instantáneo y absoluto y terrible, pero su amor no era ya mas que un recuerdo y desperté. Mi espíritu sorprendido aterrizó en mi cuerpo y comprendí que no tenía mas nada que hacer.