Si no fuera lo que soy, seria un oasis en tus pensamientos mas turbios, donde llegues a beber de mi manantial de agua fresca. Un bálsamo para tus heridas. Una piel abrigada para tus noches de frío.
Una pluma suave y etérea que acaricia tu cuerpo. Sabanas de seda que te envuelven , el aroma del sexo que queda en mi piel.
Seria una jugosa fruta que se deshace en tu boca. Música en tus oídos.
Un abrazo cuando mas lo necesites, y cuando no lo necesites tanto también.
Una brisa fresca en una tarde de verano.
Un beso en la frente, una mirada cómplice, una siesta juntos, bajo la sombra de un árbol.
Una sonrisa en medio de tu desolación, un gesto de aprobación, una idea , tu creación. Ensamble perfecto para tu cuerpo, la pieza que encastra en tu espacio.

Seria tu camino, tu guía, y tu páramo. Juntos.