El que este libre de pecado, que arroje la primera piedra que me voy a construir una casa