Creía que estaban destinados a estar juntos , pero cuando eran semillas, alguien , llámelo Dios, fuerza superior o un ángel envidioso, estornudo y los separo.
Cayeron en partes diferente del mundo, uno en el norte, el otro en el sur.
Una broma de mal gusto del destino.