Veo tu espalda , cuando paso detrás de ti y no resisto la tentación de pasar un dedo por tus hombros, suave ,casi un suspiro . Siento que tus músculos reaccionan , como si una pequeña descarga eléctrica te hubiera traspasado.
El calor sube por tu cuello y se nota en tus mejillas, tu mirada me desnuda, tus ojos lo dicen todo.
Al fin nos hemos encontrado, nos hemos visto, después de todos estos meses de charlas y mensajes , aquí estamos, uno junto al otro, en una mesa de un restorán cualquiera, a la luz de la velas, o no, que mas da? Devorándonos con los ojos .
Me siento mas cerca de ti , bebo de tu copa, la misma que estuvo en tus labios hace un instante, saboreo tu vino, conoceré tus secretos, me deleito pensándolo.
Me besas el cuello, lentamente, siento esa boca caliente en contacto con mi piel. Me estremezco.
No llevo ropa interior y lo notas, me excita que lo sepas, siento la pegajosa humedad mojar mis muslos. Se adivinan mis pezones a través de la seda de mi vestido.
Sientes que te quemas, tu sexo reclama atención, pide que lo liberes.ya no puedes disimular.
Quisiera tocarte
Te apuras , y me llevas al ascensor que nos conducirá a la habitación. Imagine que me fallarías ahí mismo, sobre la mesa, a la vista de todos, ciegos, solo los dos.
En el ascensor me abrazas, te abrazo. Por primera vez siento tu cuerpo pegado al mío, tu boca, tu lengua y tus manos me tocan .
Magia, me siento volar, liviana como un papel. Tu respiración en mi oído, la temperatura sube, hace calor.
No podemos esperar llegar, el tiempo es ahora.
Me tienes apresada, te deseo, me enloqueces
Me destruyes y me construyes
Me haces feliz, me coges con hambre. Mis piernas se tensan, arremetes con la furia de la pasión, me dejo, desespero , me calmas, me gustas.
No puedo escapar ni quiero.