Ábreme la puerta, déjame entrar, no me dejes fuera. apaga tus pensamientos, descontrólate una vez. Abandónate a mis brazos, mis manos y mis besos.
Acepta mis caricias, aflójate con mi boca.
Deja tu mente en blanco y que solo entre mi lascivia. Suéltate , relájate, que solo se sienta la tensión sexual.
Respira profundo y deja mi boca apoderarse de la tuya.Deja a los sentidos actuar.
Quiero percibir el despertar de tu sexo con el roce de mi piel y la humedad de mi lengua
Quiero sentir el mas leve de tus suspiros cuando empape tus testículos con mi saliva , los gemidos cuando lama suavemente tu glande, ese cosquilleo celestial que te produce mi cercanía.
No me niegues la entrada, besare tu cuello, tus piernas y tu espalda.
Desampárate, que yo te cubriré con mi cuerpo. Concédeme ese regalo, tu orgasmo.
Cuando golpee a tu puerta, no me dejes fuera.