Que puede acallar un corazón sino otro corazón. Latir al compas, juntos ,sincronizados , no es eso lo que uno busca?
Si ya no se late juntos, solo queda el silencio y la soledad.
Nada ya me importa, he untado mi cuerpo por fuera y por dentro con el aceite mas aromático y tibio que encontré. Una placentera caricia sentir como corría por mi cuerpo.
Ya todo me resbala.