La música ensordecía los oídos , el humo nublaba los ojos , el vino hacia estragos en las cabezas. Algunos bailaban ,otros disfrutaban mirando .

Ella , pura sensualidad a los ojos de el, gata en celo, de maneras suaves y cadencia felina, un volcán a punto de entrar en erupción 

Bailaba , sin importarle nada a su alrededor, en perfecta sincronía con su universo interno. 

Horas llevaba el admirándola, entre la bruma del alcohol y la música, el deseo crecía, su verga se lo recordaba cada minuto. No podía quitarle los ojos de encima. Como un animal al acecho, la miraba , esperando el momento para clavar su colmillo en su dorada piel.

Sus miradas se encontraron y creyó ver por un segundo el deseo en ella. Esos ojos. Su pene recibió todo el impacto emocional que esa mirada le causo , tieso, duro como una roca, estallaba en su bragueta

Ella se acariciaba un brazo desnudo, quizá una danza, tal vez una invitación .Sus labios se entreabrieron dejando ver una hermosa lengua rosada que los dibujaban con sutileza

El tajo de su vestido dejo percibir , al abrirse , una larga , sedosa y apetecible pierna y adivinar quizás donde terminaría.

A través de la seda de su blusa se apreciaba la tenue curva de sus pechos, sus pezones apenas marcados.

La piel de su escote se erizaba.Sus feromonas estallaron en mil gotitas , salpicando imperceptiblemente a todos.El sintió esa llamada, un escozor en el centro del pecho.

Poder animal y salvaje que moja los sexos, aumenta los latidos, eriza la piel y te deja caer en el remolino de placer.

Se acerca lentamente, la copa en la mano, sin noción del tiempo y espacio, solo atraído por esa fuerza que emana , movido por el deseo de poseer lo que nunca tuvo, esa lengua que apenas ve, entre esos labios húmedos.

Se siente acorralada, por un instante , en esa mirada que la desnuda y se entrega , no se resiste.

Su boca se abre para decir algo, pero el la cubre con la suya.Se besan desesperadamente, tratando de conocer los secretos de cada uno en ese beso. Interminable, delicado , ansiado por ambos.

Un beso que remonta al pasado de la humanidad, al primer beso dado, fagocitado. Cuando se separan caminan juntos abrazados sin rumbo, o tal vez a los confines de algún planeta desconocido, donde se unirán en esa danza sexual, deleitándose juntos, el uno con el otro

La música ensordecía los oídos , el humo nublaba los ojos , el vino hacia estragos en las cabezas. Algunos bailaban ,otros disfrutaban mirando .

Ella era pura sensualidad a los ojos de el, gata en celo, de maneras suaves y cadencia felina, un volcán a punto de entrar en erupción 

Bailaba , sin importarle nada a su alrededor, en perfecta sincronía con su universo interno. 

Horas llevaba el admirándola, entre la bruma del alcohol y la música, el deseo crecía, su verga se lo recordaba cada minuto. No podía quitarle los ojos de encima. Como un animal al acecho, la miraba , esperando el momento para clavar su colmillo en su dorada piel.

Sus miradas se encontraron y creyó ver por un segundo el deseo en ella. Esos ojos. Su pene recibió todo el impacto emocional que esa mirada le causo , tieso, duro como una roca, estallaba en su bragueta

Ella se acariciaba un brazo desnudo, quizá una danza, tal vez una invitación .Sus labios se entreabrieron dejando ver una hermosa lengua rosada que los dibujaban con sutileza

El tajo de su vestido dejo percibir , al abrirse , una larga , sedosa y apetecible pierna y adivinar quizás donde terminaría.

A través de la seda de su blusa se apreciaba la tenue curva de sus pechos, sus pezones apenas marcados.

La piel de su escote se erizaba.Sus feromonas estallaron en mil gotitas , salpicando imperceptiblemente a todos.El sintió esa llamada, un escozor en el centro del pecho.

Poder animal y salvaje que moja los sexos, aumenta los latidos, eriza la piel y te deja caer en el remolino de placer.

Se acerca lentamente, la copa en la mano, sin noción del tiempo y espacio, solo atraído por esa fuerza que emana , movido por el deseo de poseer lo que nunca tuvo, esa lengua que apenas ve, entre esos labios húmedos.

Se siente acorralada, por un instante , en esa mirada que la desnuda y se entrega , no se resiste.

Su boca se abre para decir algo, pero el la cubre con la suya.Se besan desesperadamente, tratando de conocer los secretos de cada uno en ese beso. Interminable, delicado , ansiado por ambos.

Un beso que remonta al pasado de la humanidad, al primer beso dado, fagocitado. Cuando se separan caminan juntos abrazados sin rumbo, o tal vez a los confines de algún planeta desconocido, donde se unirán en esa danza sexual, deleitándose juntos, el uno con el otro

La música ensordecía los oídos , el humo nublaba los ojos , el vino hacia estragos en las cabezas. Algunos bailaban ,otros disfrutaban mirando .

Ella era pura sensualidad a los ojos de el, gata en celo, de maneras suaves y cadencia felina, un volcán a punto de entrar en erupción 

Bailaba , sin importarle nada a su alrededor, en perfecta sincronía con su universo interno. 

Horas llevaba el admirándola, entre la bruma del alcohol y la música, el deseo crecía, su verga se lo recordaba cada minuto. No podía quitarle los ojos de encima. Como un animal al acecho, la miraba , esperando el momento para clavar su colmillo en su dorada piel.

Sus miradas se encontraron y creyó ver por un segundo el deseo en ella. Esos ojos. Su pene recibió todo el impacto emocional que esa mirada le causo , tieso, duro como una roca, estallaba en su bragueta

Ella se acariciaba un brazo desnudo, quizá una danza, tal vez una invitación .Sus labios se entreabrieron dejando ver una hermosa lengua rosada que los dibujaban con sutileza

El tajo de su vestido dejo percibir , al abrirse , una larga , sedosa y apetecible pierna y adivinar quizás donde terminaría.

A través de la seda de su blusa se apreciaba la tenue curva de sus pechos, sus pezones apenas marcados.

La piel de su escote se erizaba.Sus feromonas estallaron en mil gotitas , salpicando imperceptiblemente a todos.El sintió esa llamada, un escozor en el centro del pecho.

Poder animal y salvaje que moja los sexos, aumenta los latidos, eriza la piel y te deja caer en el remolino de placer.

Se acerca lentamente, la copa en la mano, sin noción del tiempo y espacio, solo atraído por esa fuerza que emana , movido por el deseo de poseer lo que nunca tuvo, esa lengua que apenas ve, entre esos labios húmedos.

Se siente acorralada, por un instante , en esa mirada que la desnuda y se entrega , no se resiste.

Su boca se abre para decir algo, pero el la cubre con la suya.Se besan desesperadamente, tratando de conocer los secretos de cada uno en ese beso. Interminable, delicado , ansiado por ambos.

Un beso que remonta al pasado de la humanidad, al primer beso dado, fagocitado. Cuando se separan caminan juntos abrazados sin rumbo, o tal vez a los confines de algún planeta desconocido, donde se unirán en esa danza sexual, deleitándose juntos, el uno con el otro