Saquen ustedes sus propias conclusiones