Buscar

mis sueños

No soy lo que escribo, soy lo que tu sientes al leerme

Etiqueta

Mara Mariposa

MARIPOSAS en la mente…

Mis pensamientos vuelan ,brotan como mariposas..
Se transforman en su vuelo en deseos, obras, llantos, caricias, sonrisas…
Algunos no alcanzan a elevarse y caen a mis pies , mueren sin pena ni gloria, serán olvidados , nunca verán la luz.
Otros, cruzan mares y continentes, nada los detiene y llegan hasta tu ventana, solo debes dejarlos entrar.
Serán esa mano que toca tu sexo cuando te masturbas. O ese beso que tanto ansias y tarda tanto en llegar.
Cruzaran montañas de cumbres heladas, hasta meterse en tu cama. Esa noche sentirás la lengua de fuego que baja por tu columna vertebral y se introduce en la profundidad de ser, hasta que un nombre se convierta en orgasmo. Erección mas violenta, cosquillas en tu alma, gemidos que se caen de tu boca sin poder controlarlos.
Algún día seré mas que un simple deseo…pensamiento mio.

El olor del sexo

A que huele el sexo? OLor a nosotros ,que queda por dias en mi cuarto, en mi cama, en las sabanas Un olor que me fascina.
Es agradable impregnarse con tu fragancia,mezclarla con la mia y salir a presumirla.
Huele a una dulce revolcada,penetraciones cortas,largas, fuertes,apasionadas y precisas.La llevo a todos lados.
Olemos a interminables horas de placer, a orgasmos no fingidos.
El aroma del sexo que embriaga y absorbe, que obliga a ceder a los impulsos mas basicos.

No quiero bañarme,
quiero amanecer con el vaho a esta noche entre mis piernas.
No quiero ducharme,
quiero que mis partes a tu néctar huelan.

Es tan deliciosa esta fragancia
despedida por nuestras pelvis en concordancia,
que me resulta aromaterapia
detonante de nuevas ganas.

No quiero arruinar con jabón
este sublime y exquisito olor
a sexo y a amor,
a pasión entre dos.

Es que es tu venida tan bienvenida,
tan bien recibida,
que al mezclarse con la mía
me arrasa su esencia divina.

Me huele a vulva venusina,
me huele a pecado de Afrodita,
me huele a Eros si fornica,
cual hoguera que calcina,
manteniendo esta llama viva.

Aroma a muslo sudado,
aroma a deseo añejado,
aroma a candil incendiado,
aroma a un par de amados.

No quiero agua, no quiero espuma,
quiero olfato para aspirarnos mucho.
Colosal jardín, codiciada fruta
éste, nuestro suculento efluvio.

Jugoso aroma, Mara Mariposa