Buscar

mis sueños

No soy lo que escribo, soy lo que tu sientes al leerme

Etiqueta

relatos

El placer del dolor

Caricia de cuero caliente

Caricia o dolor? O dolor y caricia

Chasquido, ruido a vidrios rotos. Las ilusiones hacen ruido cuando se rompen?

Sentir dolor o placer , O placer en el dolor 

Lineas rojas, piel marcada por el cuero. Una y otra vez, la mano no se detiene, Quieres que se detenga? 

El tiempo (Hernan)

El tiempo pasa y aquellas fechas que significaban algo se van borrando de tu memoria. El tiempo elige que recordar , selecciona recuerdos. 

Momentos que quedan en algún rincón de tu cerebro esperando un día salir a la luz.

El tiempo te hace tomar distancia, ver las cosas de otra manera, como un simple espectador y ya no como un actor.

Aquel 25 de agosto de ese año que ya no recuerda, esa noche fría y húmeda como tantas en Buenos Aires, conoció a Hernán,   20 años menor. Un chico con aspecto desvalido,  desamparado y triste. Su juventud, su inmadurez, sus problemas de hombre joven, le resultaron atractivos y hasta simpático, sin saber que todo aquello que una vez te gusta, con el tiempo se transforma en hastío.

 

Le abrió las puertas de su casa, de su dormitorio y de su vida A pesar de sentir que había llegado demasiado tarde a su vida, lo cobijo como a un cachorro. 

Incesto psicológico? Quizás

 La furia incontenible con la que ella se adueñaba de su cuerpo , de su pene, , de su boca, era su enfermedad

Se enamoro de su pija, si es que eso se puede, larga y no muy gruesa, pero si lo justo , curvada hacia un lado. La ausencia de vello púbico le fascinó.

Su actitud en el sexo, a veces salvaje y otras pacifica, hizo que perdiera la cordura. Solo fue desearlo, querer tenerlo, poseerlo.

Sus manos la tocaban como nadie, con el aprendió nuevos gozos, exploraron con sus lenguas , momentos compartidos entre ellos y con otros. No dejaron orificio, saliva, fluidos sin conocer.

Se contaron los secretos mas escondidos. Se degustaron, se bebieron, se tocaron hasta el cansancio.

Sus caprichos mas insólitos fueron cumplidos. Ella cedía ante cualquier reclamo por mínimo que fuera, para evitar el disgusto. Se encontró inmersa en una maraña de mentiras, arrastrada como por una ola gigante a hacer cosas que no quería 

Y así fue que de cazadora paso a ser cazada. De animal depredador a victima. De ser libre a estar encadenada a el y sus antojos.

Sus verdades eran mas dolorosas que sus mentiras, sus ausencias y sus desplantes fueron cada vez mas frecuentes. Los abusos se hicieron cada vez mas frecuentes. A veces , sus preguntas insistentes, tenían mucho de celos, aunque el negara sentirlos.

Ella desesperada, ante el fin que se veía venir, cometía error tras error , en su afán por reflotar lo que ya estaba hundido.

 

Y como no podía ser de otra manera, lenta y agónicamente fue terminando esa patética relación. Esa madrugada , en Ezeiza, cuando se despidieron luego de retornar de un viaje. El sin el mas mínimo atisbo de cariño , ella con el corazón harto y cansado le dijo adiós. No le fue fácil. Pero comprendió que algunas personas solo están un tiempo en su vida, y el  de Hernán había llegado a su fin.

14 de junio

Ahora se a que saben tus besos
Se como vibra tu lengua en mi boca
Se lo que es caer en tus ojos , en tu sonrisa
Dibujo el contorno de tus labios con mi pensamiento , mientras hablas. Tu voz me envuelve y me arrulla, extraño estado de obnubilación y deseo.
Se lo que se siente estar entre tus brazos , tu cuerpo perfumado me excita.Tu mano en mi espalda provoca una leve descarga de energía , eriza mi piel y llena mi alma.
Ahora lo se.
Ese leve roce de tu mano en mi muslo, un segundo hermoso de sentir esa caricia efímera y caliente, inolvidable y eterno segundo.
Que larga es la espera.
2 años
730 días
17520 horas

Ojo por ojo

Ojo por ojo, diente por diente
Labio por labio, boca por boca
Lengua por lengua
concha por concha
Verga por verga
Manos por manos, dedos por dedos
Pie por pie,
Lagrima por lagrima
Risa por llanto
Odio por amor
Nostalgias por alegrías
La vida misma.

Fotografia de Eiko Hosoe.

EL BESO

La música ensordecía los oídos , el humo nublaba los ojos , el vino hacia estragos en las cabezas. Algunos bailaban ,otros disfrutaban mirando .

Ella , pura sensualidad a los ojos de el, gata en celo, de maneras suaves y cadencia felina, un volcán a punto de entrar en erupción 

Bailaba , sin importarle nada a su alrededor, en perfecta sincronía con su universo interno. 

Horas llevaba el admirándola, entre la bruma del alcohol y la música, el deseo crecía, su verga se lo recordaba cada minuto. No podía quitarle los ojos de encima. Como un animal al acecho, la miraba , esperando el momento para clavar su colmillo en su dorada piel.

Sus miradas se encontraron y creyó ver por un segundo el deseo en ella. Esos ojos. Su pene recibió todo el impacto emocional que esa mirada le causo , tieso, duro como una roca, estallaba en su bragueta

Ella se acariciaba un brazo desnudo, quizá una danza, tal vez una invitación .Sus labios se entreabrieron dejando ver una hermosa lengua rosada que los dibujaban con sutileza

El tajo de su vestido dejo percibir , al abrirse , una larga , sedosa y apetecible pierna y adivinar quizás donde terminaría.

A través de la seda de su blusa se apreciaba la tenue curva de sus pechos, sus pezones apenas marcados.

La piel de su escote se erizaba.Sus feromonas estallaron en mil gotitas , salpicando imperceptiblemente a todos.El sintió esa llamada, un escozor en el centro del pecho.

Poder animal y salvaje que moja los sexos, aumenta los latidos, eriza la piel y te deja caer en el remolino de placer.

Se acerca lentamente, la copa en la mano, sin noción del tiempo y espacio, solo atraído por esa fuerza que emana , movido por el deseo de poseer lo que nunca tuvo, esa lengua que apenas ve, entre esos labios húmedos.

Se siente acorralada, por un instante , en esa mirada que la desnuda y se entrega , no se resiste.

Su boca se abre para decir algo, pero el la cubre con la suya.Se besan desesperadamente, tratando de conocer los secretos de cada uno en ese beso. Interminable, delicado , ansiado por ambos.

Un beso que remonta al pasado de la humanidad, al primer beso dado, fagocitado. Cuando se separan caminan juntos abrazados sin rumbo, o tal vez a los confines de algún planeta desconocido, donde se unirán en esa danza sexual, deleitándose juntos, el uno con el otro

La música ensordecía los oídos , el humo nublaba los ojos , el vino hacia estragos en las cabezas. Algunos bailaban ,otros disfrutaban mirando .

Ella era pura sensualidad a los ojos de el, gata en celo, de maneras suaves y cadencia felina, un volcán a punto de entrar en erupción 

Bailaba , sin importarle nada a su alrededor, en perfecta sincronía con su universo interno. 

Horas llevaba el admirándola, entre la bruma del alcohol y la música, el deseo crecía, su verga se lo recordaba cada minuto. No podía quitarle los ojos de encima. Como un animal al acecho, la miraba , esperando el momento para clavar su colmillo en su dorada piel.

Sus miradas se encontraron y creyó ver por un segundo el deseo en ella. Esos ojos. Su pene recibió todo el impacto emocional que esa mirada le causo , tieso, duro como una roca, estallaba en su bragueta

Ella se acariciaba un brazo desnudo, quizá una danza, tal vez una invitación .Sus labios se entreabrieron dejando ver una hermosa lengua rosada que los dibujaban con sutileza

El tajo de su vestido dejo percibir , al abrirse , una larga , sedosa y apetecible pierna y adivinar quizás donde terminaría.

A través de la seda de su blusa se apreciaba la tenue curva de sus pechos, sus pezones apenas marcados.

La piel de su escote se erizaba.Sus feromonas estallaron en mil gotitas , salpicando imperceptiblemente a todos.El sintió esa llamada, un escozor en el centro del pecho.

Poder animal y salvaje que moja los sexos, aumenta los latidos, eriza la piel y te deja caer en el remolino de placer.

Se acerca lentamente, la copa en la mano, sin noción del tiempo y espacio, solo atraído por esa fuerza que emana , movido por el deseo de poseer lo que nunca tuvo, esa lengua que apenas ve, entre esos labios húmedos.

Se siente acorralada, por un instante , en esa mirada que la desnuda y se entrega , no se resiste.

Su boca se abre para decir algo, pero el la cubre con la suya.Se besan desesperadamente, tratando de conocer los secretos de cada uno en ese beso. Interminable, delicado , ansiado por ambos.

Un beso que remonta al pasado de la humanidad, al primer beso dado, fagocitado. Cuando se separan caminan juntos abrazados sin rumbo, o tal vez a los confines de algún planeta desconocido, donde se unirán en esa danza sexual, deleitándose juntos, el uno con el otro

La música ensordecía los oídos , el humo nublaba los ojos , el vino hacia estragos en las cabezas. Algunos bailaban ,otros disfrutaban mirando .

Ella era pura sensualidad a los ojos de el, gata en celo, de maneras suaves y cadencia felina, un volcán a punto de entrar en erupción 

Bailaba , sin importarle nada a su alrededor, en perfecta sincronía con su universo interno. 

Horas llevaba el admirándola, entre la bruma del alcohol y la música, el deseo crecía, su verga se lo recordaba cada minuto. No podía quitarle los ojos de encima. Como un animal al acecho, la miraba , esperando el momento para clavar su colmillo en su dorada piel.

Sus miradas se encontraron y creyó ver por un segundo el deseo en ella. Esos ojos. Su pene recibió todo el impacto emocional que esa mirada le causo , tieso, duro como una roca, estallaba en su bragueta

Ella se acariciaba un brazo desnudo, quizá una danza, tal vez una invitación .Sus labios se entreabrieron dejando ver una hermosa lengua rosada que los dibujaban con sutileza

El tajo de su vestido dejo percibir , al abrirse , una larga , sedosa y apetecible pierna y adivinar quizás donde terminaría.

A través de la seda de su blusa se apreciaba la tenue curva de sus pechos, sus pezones apenas marcados.

La piel de su escote se erizaba.Sus feromonas estallaron en mil gotitas , salpicando imperceptiblemente a todos.El sintió esa llamada, un escozor en el centro del pecho.

Poder animal y salvaje que moja los sexos, aumenta los latidos, eriza la piel y te deja caer en el remolino de placer.

Se acerca lentamente, la copa en la mano, sin noción del tiempo y espacio, solo atraído por esa fuerza que emana , movido por el deseo de poseer lo que nunca tuvo, esa lengua que apenas ve, entre esos labios húmedos.

Se siente acorralada, por un instante , en esa mirada que la desnuda y se entrega , no se resiste.

Su boca se abre para decir algo, pero el la cubre con la suya.Se besan desesperadamente, tratando de conocer los secretos de cada uno en ese beso. Interminable, delicado , ansiado por ambos.

Un beso que remonta al pasado de la humanidad, al primer beso dado, fagocitado. Cuando se separan caminan juntos abrazados sin rumbo, o tal vez a los confines de algún planeta desconocido, donde se unirán en esa danza sexual, deleitándose juntos, el uno con el otro

Me voy a dormir


Me voy a dormir, te dejo ahí, donde te encontré, bajo la luz de la luna, dormido, despojado de todo, te he disfrutado, te he besado hasta en los lugares mas privados, he tocado y recorrido cada centímetro de tu cuerpo.
Me he ensamblado perfectamente contigo. Te has adentrado en mis recovecos, has besado mi cuello, y yo he besado el tuyo.
Me has tocado y te he tocado.
Hemos transpirados juntos, te he escuchado gemir, me has escuchado gritar, te he bebido a pequeños sorbos y vos también lo hiciste conmigo.
Te he recitado un poema interminable en tus oidos, has cantado una canción en los míos.
Hemos respirado alborotadamente juntos, hasta que la calma nos invadió.
Y ahora , entonces, me marcho.

Lunes 18 de julio

Sentada, desnuda en la cama del cuarto de hotel, mientras J dormía placidamente, cansado después de ese polvo sublime, pensaba y buscaba dentro de su corazón como le diría que no lo vería mas.
Tres meses pasaron desde ese primer lunes que con desesperación se metieron en el Hotelito de la calle Pasteur . Once lunes donde repitieron con las mismas ganas esa danza sexual. Esos lunes en los cuales ella , por dos horas se sentía una reina, amada ,besada y deseada como nunca antes. Donde solo existía el miembro duro y calido de J, su sexo que lo buscaba y agradecía su llegada. Dos bocas que se unían para deleitarse mutuamente. Cuatro manos que se tocaban , como reconociéndose una y otra vez, piernas entrelazadas, sabanas revueltas y arrugadas. La ropa de ambos ,a veces, regada por todo el lugar, por la prisa de amarse, y los minutos que pasaban cada vez mas rápido. No era que no amara a su marido , y el a ella, no. Se trataba de la rutina, el aburrimiento de quince años juntos. Agobiada por la tareas hogareñas, las dos hijas, y las preocupaciones económicas, los fueron alejando, encerrados cada uno en su mundo.
Ella sentía culpa, una culpa que la iba quemando por dentro, engañar a su marido…. Gozar de esa manera con otro hombre, cada vez le pesaba mas.
A medida que pasaba el tiempo la culpa se hacia cada vez mas grande cómo un globo que se iba inflando.
Ese lunes de julio, hacia frío , mucho frío, ella dejo las niñas en la escuela y se dirigió a encontrase con J, El mismo lugar, el la esperaba, entraron casi corriendo, un poco por el frío y otro por la urgencia de amarse.
Ya lo había pensado, lo dejaría, se iría con su marido y las niñas a otra ciudad, a empezar una nueva vida, lejos de el, de la atracción que sentían, lejos de su olor, lejos de sus ojos y sus manos, de los recuerdos, lejos
La amaría J? nunca se lo dijo, ella tampoco. Ella lo mira desnudo y dormido.

De pronto todo se sacude, un ruido ensordecedor va creciendo, las paredes tiemblan tanto, que los ladrillos comienzan a caerse. El terror se apodera de todo su cuerpo, no se puede mover, esta paralizada. La ventana frente a ellos se desmorona como si fuera de cartón y con ella se cae toda la pared. Escucha gritos desgarradores que vienen de algún lado, o es ella la que grita? El piso comienza a abrirse, sabe que algo pasa, no sabe que, pero presiente que se acerca el final, abraza a J, que no se ha despertado, la oscuridad se apodera de todo, cierra los ojos y ya no los volverá a abrir.
El reloj de la pared marca las 09: 53.

Lunes 18 de Julio de 1994
09:53 (UTC -3)
Atentado a la AMIA
Pasteur 633, Buenos Aires
Argentina
Coche bomba escondido en volquete
86 m
300 heridos

No me esperes

Me esperas, en la misma nube, bajo el mismo sol , la misma luna
Me preparo, me pondré mi mejor vestido, el que te gusta, o mejor no, te sorprenderé con algo que no imaginas.
Me pintare un corazón en la mejilla, lavare mi cabello con agua de lluvia, y lo recogeré con un lazo azul, o tal vez lo lleve suelto y al viento, adornado con flores.
Me perfumare con el olor de mi sexo , me envolveré en seda y encaje o vestiré el frío y distante cuero , acaso vaya desnuda , vestida solo con mi piel.
Dibujare mi mejor sonrisa, me pondré mis tacones rojos, o mejor iré descalza, despojada de todo.
O quizás, después de todo, no vaya…

Curiosidad

Nunca te involucres con una persona curiosa, querrá saber todo de ti. Preguntara por tu familia, tus amigos y tu trabajo. Querrá saber de tus amores pasados, tus padeceres y tus logros.
Mirara tus fotos, leerá tus poemas, escuchara tu música . Revisara tu cuerpo, preguntara por cada una de tus cicatrices y marcas. Querrá saber tus secretos mas íntimos
Observara tus gestos , aprenderá tus gustos.
Te regalara eso, que una vez vio que te gustaba. Se interesara por tu lengua.
Preguntara por tus placeres , tus orgasmos y tus fantasías
Abrirá esas puertas , tocara tus lugares, no quedara nada sin reconocer de tu cuerpo. Querrá saber lo que sientes y lo que dejas de sentir. Explorara tus miedos y tus temores.
Aprenderá a diferenciar tus gemidos , experimentara contigo lo que desees.
Ni el mas mínimo detalle quedara librado al azar. Y cuando ya no quede nada, se ira, en busca de otra vida , otra circunstancia, otra persona, que satisfaga su curiosidad